Exámenes de laboratorio: Diagnóstico de enfermedades

Los exámenes de laboratorio constituyen una herramienta útil en la actividad médica, utilizados juntamente con la historia clínica y el examen físico del paciente, se ordenan para confirmar o descartar un diagnóstico clínico, para prevenir enfermedades, para dar seguimiento a la evolución de una enfermedad, así lo expresa el médico Manuel Pinargote.

A través de pruebas encasilladas como perfiles se obtiene información necesaria para conocer el estado químico del paciente y se da un diagnóstico. Por ejemplo, siguiendo el procedimiento médico, para el diagnóstico de diabetes el médico se orienta con los síntomas característicos como poliurea (mucha orina), polidipsia (mucha sed), polifagia (mucho apetito), razones para ordenar las pruebas respectivas, que en este caso serán: glucosa sanguínea en ayuno, tolerancia oral a la glucosa, glucosa sanguínea a cualquier hora del día. Para patologías como la colitis, en cambio, se interroga al paciente sobre las características de las molestias y dolores, hábitos alimenticios y defecatorios del paciente, añade Pinargote. “Dependiendo
 de
 esta
 valoración
 inicial
 se
 pueden 
solicitar
 varios 
estudios”, 
los
 más 
comunes
 son: 
exámenes
 de 
sangre
, biometría hemática completa y
 materia
 fecal (coproparasitario, coprocultivo), 
estudio del colon
por
enema (colonoscopía ), ecografía abdominopélvica y 
la colonoscopía con
 biopsia.

Para el diagnóstico de gastritis pueden emplearse exámenes como la endoscopia digestiva con biopsia, pruebas de laboratorio para determinar algunas causas que la originan como el helicobacter pylori, técnica ureasa rápida, entre otros.

El colesterol elevado se muestra por aumento de los niveles de lípidos en la sangre como colesterol HDL, LDL, triglicéridos. Los exámenes que se utilizan los cuantifican dentro de la bioquímica sanguínea.

La valoración de la anemia, al igual que en las otras enfermedades, comienza con el interrogatorio, el examen físico, y posteriormente las pruebas de laboratorio que incluyen biometría hemática completa, recuento de reticulocitos y plaquetas, perfil del hierro (ferremia, transferrinemia, saturación de transferrina, ferritina sérica), eritrosedimentación, hepatograma, perfil, tiroideo, función renal, haptoglobina sérica.

Para detectar patologías genéticas
Los análisis de biología molecular utilizan métodos a partir de los ácidos nucleicos recombinantes para un propósito determinado, que puede ser con fines diagnósticos,  de monitoreo o de estimación de riesgo y pronóstico, tanto en patologías genéticas y no genéticas, incluyendo a las enfermedades infecciosas. Se puede diagnosticar todo tipo de enfermedad o patógeno que haya sido descubierto su ADN completo. El desarrollo del diagnóstico molecular se ha basado en las pruebas  para enfermedades infecciosas, aunque han surgido nuevas oportunidades en las áreas de oncología molecular, farmacogenómica, virología, microbiología, genómica, entre otras. Es decir que mediante este tipo de exámenes se pueden obtener resultados más confiables, pues se analiza directamente la cadena del ADN del agente patológico. Las pruebas de este tipo son ideales para determinar la existencia de enfermedades infecciosas como el VIH, hepatitis B y C, clamidia, toxoplasmosis, entre otras.

“Con la biología molecular, podemos detectar de una manera temprana las enfermedades con un diagnóstico más exacto en comparación con otros tipos de prueba”, destaca el doctor Walter Arriaga Wong, director técnico del Laboratorio clínico Arriaga.

Se realiza ante la sospecha del especialista, de la presencia de un agente patógeno o la aparición de una enfermedad genética como fibrosis quística, distrofia muscular de Dúchenme, Enfermedad de Huntington. “Con esta prueba tenemos una alta sensibilidad para diagnosticar un agente patógeno, mucho antes que la enfermedad aparezca”, agrega Arriaga.

Por medio de los exámenes de laboratorio el médico se informa sobre el funcionamiento de los órganos del cuerpo, pruebas encasilladas como perfiles (perfil hepático, perfil renal, perfil lipídico, etc). de esta manera se obtiene información necesaria para conocer el estado químico del paciente y emitir un diagnóstico.

Clasificación y manejo de la presión arterial (PA) en adultos

Clasificación presión arterial                                 PAS mmHg               PAD mmHg

Normal                                                                          <120                             Y <80
Prehipertensión                                                         120-139                       Ó 80-89
Hipertensión arterial (HTA) Estadío 1                 140-159                       Ó 90-99
Hipertensión arterial (HTA) Estadio 2                  >160                           Ó >100

Según la Organización Mundial de la Salud, se considerará que existe anemia cuando tenemos valores de hemoglobina por debajo de:

11 g/dl en niños de 6 meses a 6 años.
12 g/dl en niños de 6 a 14 años
13 g/dl en varones adultos
12 g/dl en mujeres adultas
11 g/dl en mujeres embarazadas

Valores normales en exámenes de laboratorio

Exámenes                                                            Hombres                         Mujeres

Eritrocitos                                                     4,5-5,6 mill./µl               4,2-5,4 mill./µl
Reticulocitos                                           3-18/1.000 eritrocitos    3-18/1.000 eritrocitos
Leucocitos                                                  4.000-11.000/µl             4.000-11.000/µl
Trombocitos                                          150.000-4000.000/µl    150.000-400.000/µl
Hemoglobina                                                   14-18g/dl                          12-16g/dl
Hematocrito                                                       42-5 2%                             37-47 %

Te recomendamos

    Compartir

    1 pensamiento en “Exámenes de laboratorio: Diagnóstico de enfermedades”

    Deja un comentario