Baño con ozono para tus mascotas

La ozonoterapia es un tratamiento novedoso para nuestras mascotas, y con un elevado porcentaje de éxito. Se puede aplicar en muchas patologías, aunque se utiliza con poca frecuencia en los centros veterinarios. A continuación vamos a responder a algunas de las preguntas que pueden tener los lectores sobre el tema.

El ozono es un gas formado por una molécula de tres átomos (O3), inestable, que en su estado natural se encuentra en la naturaleza. Seguro que alguna vez hemos oído hablar de él en temas relacionados con la ecología. Sin embargo, ya se usaba en medicina humana con fines terapéuticos en la Segunda Guerra Mundial, cuando se suministraba en las heridas de los soldados. Posteriormente se ha ido utilizando cada vez más en medicina humana, pero en veterinaria el uso de la ozonoterapia es muy novedoso, y concretamente en España su utilización es escasa si tenemos en cuenta los beneficios que puede aportar a nuestras mascotas.

¿Qué es la ozonoterapia?

Es el suministro de ozono en el organismo de nuestras mascotas mediante diferentes vías de administración para tratar enfermedades comunes y habituales, pero a diferentes concentraciones y tiempo de aplicación según la enfermedad que vayamos a tratar.

¿Cómo se obtiene el ozono?

Este gas se obtiene mediante unos aparatos denominados generadores de ozono (figuras 1 y 2) que convierten el oxígeno medicinal (O2) a través de una descarga eléctrica, en ozono (O3). Mediante una pantalla digital vamos a regular las diferentes concentraciones y tiempo de aplicación de la descarga que se produce en el mismo generador.

¿Cómo actúa y qué beneficios tiene el ozono en el organismo de las mascotas?

  1. Regula lo que se denomina estrés oxidativo, el cual daña el organismo de las mascotas provocando más de 250 enfermedades.
  2. Incrementa el metabolismo del oxígeno, con lo que se libera más oxígeno en las células y en los tejidos que respiran más rápido, y dan lugar a la liberación de más glucosa. Esta sustancia es la que aporta la energía necesaria al organismo de las mascotas.
  3. Aumenta las defensas para luchar contra las enfermedades.
  4. Es un modulador metabólico; actúa en procesos importantes como en la disminución del colesterol y los triglicéridos, al igual que regula el metabolismo de las hormonas, y es efectivo como antiagregante plaquetario.
  5. Es germicida, es decir, bactericida, viricida, parasitocida y micocida.
  6. Tiene efecto revitalizante y regenerador de los tejidos.
  7. Tiene efecto antiálgico y antiinflamatorio, ya que inhibe o bloquea sustancias que producen dolor e inflamación, importantes sobre todo en las mascotas que ya presentan una edad avanzada.

En el Ecuador existen varias veterinarias que ya aplican esta técnica para sus mascotas. Te recomendamos revisarsalas aquí.

Fuente:

Leer nota completa

Compartir

Deja un comentario